Loading...
Requisitos legales en Ucrania2018-11-14T14:57:28+00:00
En Ucrania, la gestación subrogada está contemplada y regulada por una ley explícita.

Según el Código de Familia, está prevista para las parejas heterosexuales casadas en situación de infertilidad.
Por esta razón y por el económico precio del tratamiento, Ucrania está consolidada como un destino estrella de gestación subrogada. Parejas del mundo entero acuden en busca de una gestante ucraniana para tener hijos por este método de reproducción asistida.

Requisitos legales en Ucrania

En Ucrania, la ley permite la gestación subrogada siempre y cuando se cumplen las siguientes exigencias:

Ser una pareja heterosexual casada.

Como mínimo, el padre debe aportar su material genético, siendo preferible que sean ambos miembros de la pareja los que aporten la carga genética del futuro embrión.

La madre de intención debe tener una razón médica que le imposibilite quedar embarazada o llevar a término el embarazo sin que ello suponga un riesgo para su propia salud o la del futuro bebé.

Entre las razones médicas, se admiten dos principales causas de infertilidad:

  • Deformación o ausencia de útero, siendo esta última adquirida o congénita (por ejemplo en caso de síndrome de Rokitansky).
  • Anomalías anatómicas, morfológicas y/o estructurales del endometrio que den lugar a fallo de implantación y sean incurables.

Se requiere un certificado médico que diera fe de la patología sufrida para iniciar un tratamiento de gestación subrogada en Ucrania.

Además, este certificado es revisado y confirmado por especialistas en ginecología y obstetricia ucranianos.

Se pide también un diagnóstico médico oficial si se padece una enfermedad somática grave que pueda suponer un peligro para la vida de la paciente durante el embarazo pero no para la salud del bebé.Por último, se admite como causa médica el hecho de haber pasado por más de 4 intentos fallidos de FIV en los que los embriones transferidos fueran de elevada calidad. Estos casos también se debe acreditar con el correspondiente certificado expedido por la clínica de fertilidad en la que se hayan llevado a cabos los tratamientos fallidos.